marzo 29, 2010

Guicoyitos Rellenos

Hola de nuevo amigos!!

Hoy para el almuerzo servimos un platillo muy gustado por muchos, no muy gustado por los niños, después de todo, a qué niño le gustan las verduras?

Pero con esta receta… les aseguro que les gustará la menos comer unos deliciosos guicoyitos rellenos… de pollo.

Van al mercado, a cualquier mercado, a comprar un par de guicoyitos tiernos, ya sea dos, o tres por persona, todo dependerá del tamaño y del apetito de los comensales.

Los ponen a cocer, como siempre, quitándoles el tronquito, con agua y un poco de sal.

Mientras se cosen, en otra olla, ponen uno o dos filetes de pechuga de pollo, sin hueso y sin piel(*) con una cebolla y unos dientes de ajo, sin sal.

Cuando los filetes ya estén cocidos, métanlos en un procesador de alimentos o bien, píquenlos a mano. En una sartén, en un poco de aceite de oliva, sofrían cebolla, tomate y chile pimiento, de preferencia verde, en concassé, cuando la cebolla ya esté transparente y se sienta el olor del chile pimiento, es hora de revolver el pollo triturado. Salpimienten a gusto y reserven.

Mientras esto pasa, los guicoyitos ya se cocieron, es hora de sacarlos a un bowl con agua fría (de preferencia agreguen hielo). Sumérjanlos allí.

Pongan unos tomates, cebolla, ajo y chile pimiento en una olla a hervir para hacer una salsa de tomate “chapina”, todos sabemos cómo se hace, y si no, dejen un comentario que con gusto les paso la receta.

Con una cuchara pequeña, extraigan la pepitas o semillas de los guicoyitos, teniendo cuidado de dejar algo de carnaza en ellos. Con mucho más cuidado rellenen los guicoyitos con la mezcla de pollo y reserven.  Algunos les gusta empanizarlos, a otros, solo dorarlos, a mi me gusta tal cual están en este punto, con dos pequeñas variantes.

La primera: con mucho cuidado, ahóguenlos en la salsa de tomate y sírvanlos con arroz blanco.

La segunda, coloquen una buena cantidad de queso de pita, Oaxaca o mozarela sobre cada guicoyito y métanlos a un horno muy caliente para gratinar el queso.  Sírvalos de inmediato acompañados de arroz blanco con elotitos dulces y la salsa de tomate, para que cada quien le ponga a su gusto.

Mmmmmmm…

Los sabores de mi Guatemala…

Un abrazo y hasta la siguiente.

* Tip: si quieren que el caldo tenga muy mejor sabor para tomarlo con fideos, guisquil, zanahoria y papa… pidan las pechugas con hueso, el hueso es lo que le da el sabor al caldo.

4 comentarios:

J.F. dijo...

La entrada más visitada de este blog con 1035 visitas. Gracias!!

J.F. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

gracias lo hare para el almuerzo!

Anónimo dijo...

Muy buena receta